¿Qué cantidad de agua debo beber?

Cuando se dice que el agua es la vida, no es una afirmación tan exagerada como parece; porque, aparte de ser algo cierto que ese fue el origen de la vida en la Tierra, tenemos que tener en cuenta que todos los seres vivos que actualmente la habitan tienen en sus cuerpos una gran proporción de agua. Entonces, de esto se desprende que una falta de agua es algo verdaderamente nocivo para la salud.

Por eso, el agua es la herramienta más usada para mantenernos en un estado saludable; desde limpiar la piel y ayudar con los dolores de cabeza hasta proporcionar un suministro interminable de energía , simplemente beber suficiente H2O puede ahorrarte mucho dinero en productos para el cuidado de la piel, analgésicos y vitaminas. Sin embargo, aunque todos tenemos en la cabeza los beneficios de tomar bastante agua, parece que es algo que en muchas ocasiones se nos hace cuesta arriba; los dos litros que se recomiendan desde fuentes oficiales a veces nos parecen una inmensidad, y no todo el mundo es capaz de pasar apenas de unos sorbitos a una botella de agua.

Beber suficiente agua es esencial para nuestra salud y nuestro bienestar, pero ¿cuánto es suficiente? Bueno, al igual que las calorías , la cantidad de agua que necesita cada persona depende de diferentes factores. El truco está en conocer las fórmulas de cálculo y adaptarlas a nuestros hábitos diarios, lo que nos dará una cifra bastante real y ajustada de lo que necesitaríamos de forma individual.

Uno de los principales factores que determina esta cantidad diaria es el peso. Según las investigaciones de la prestigiosa Clínica Mayo, conocida precisamente por adaptar los tratamientos de forma individualizada a cada paciente, los hombres deberían beber 13 tazas de agua al día, mientras que las mujeres podrían quedarse en 9. Sin embargo, y para asegurarnos de que bebemos lo necesario para nuestro peso, lo ideal sería seguir la siguiente fórmula:

  1. Calcula tu peso en libras, y divídelo por 2,2.
  2. Multiplica este número según tu edad (por 40 si eres menor de 30 años, por 35 si  tienes entre 35 y 50, y por 30 si has cumplido más de 55).
  3. Divide el resultado por 28,3.
  4. El resultado final será en onzas, hay que dividirlo entre 8 para saber su número en tazas.

Otro de los factores que influyen en la cantidad de agua que debemos tomar es nuestra actividad física; obviamente, una persona activa necesita más hidratación que una persona sedentaria. Se aconseja añadir 12 onzas de agua más por cada 30 minutos de actividad física, aunque conocerás la cantidad exacta para ti siguiendo esta fórmula:

el resultado anterior en onzas + (X minutos de ejercicio / 30) x 12 onzas=

onzas de agua para beber al día

También nuestra alimentación diaria puede darnos una pista sobre nuestra necesidad de agua. Si comemos alimentos diuréticos, necesitaremos un aporte mayor de líquido para reemplazar al que perdemos por la orina; si consumimos otros con exceso de sodio, retendremos agua, aunque nuestra sensación de sed sea mayor.

Dejar un comentario